¿Qué es el hidrolato?

Las personas cotidianamente utilizan perfumes y aromas sin saber que estos están compuestos por hidrolatos. ¡Sí!, así mismo es, gracias a un proceso llamado “destilación” se puede sacar una solución acuosa que luego se convertirá en una exquisita fragancia si se llevan a cabo los procedimientos de conservación adecuados.

El proceso, en realidad, es más sencillo de lo que parece. De hecho, tú mismo puedes obtener tu propio hidrolato siguiendo los pasos adecuados.

Esto, sin duda, representa una gran ventaja para poder realizar cremas caseras y otros productos cosméticos.

Ventajas de los hidrolatos

La cantidad de materia vegetal necesaria para obtener hidrolatos no es superior a 1 kg por cada litro de agua. Esto es una gran ventaja porque puedes obtener, por medio de la destilación, un gran porcentaje de líquido para utilizar en productos cosméticos.

Si lo comparamos con el aceite esencial, el hidrolato alcanza a obtener el 0,05% de las moléculas aromáticas.

Esto significa que es un producto mucho más seguro y confiable para tratamientos terapéuticos de índole medicinal. Por esta razón, muchas personas, suelen usarlos para tratamientos en la piel, por ser herramientas con poco riesgo de irritaciones.

En efecto, los puedes encontrar en muchas lociones, mascarillas y cremas para la piel. Ellos te pueden ayudar a equilibrar el pH de la piel cuando necesites una limpieza.

También funcionan como unos perfectos tonificadores capilares y faciales por su característica astringente. Si tienes acné o dermatitis y consultas con un especialista, puedes usar hidrolatos para encontrar un remedio a tus problemas en la dermis.

¿Cuáles son los componentes de un hidrolato?

Los componentes aromáticos que poseen las plantas pueden ser diferentes. Es decir, las plantas pueden tener moléculas hidrosolubles o hidrófilas, pero también pueden contener otras denominadas hidrófobas o liposolubles.

Las primeras se disuelven en el agua y las segundas únicamente pueden mezclarse con aceites y grasas. 

Así pues, de alguna de estas moléculas debe salir el hidrolato, pero ¿Cuál será?

Sin duda, al poder mezclarse con agua en la destilación, las moléculas hidrosolubles o hidrófilas, extraídas de las plantas aromáticas, son las que componen al hidrolato. Por otro lado, del otro grupo de moléculas también salen los aceites esenciales.

hidrolato

¿Cómo se lleva a cabo el proceso para obtener el hidrolato?

El extracto acuoso, es decir, el hidrolato, se puede obtener gracias a la destilación con vapor de agua. Para eso, es necesario tener una planta, específicamente, sus hojas, flores, tallos y raíces.

Para los perfumes o aguas florales se necesita, evidentemente, las flores aromáticas.

Existe una semejanza entre este proceso de destilación con el de cocción de los alimentos a vapor. Imagina que la flor, en este momento, entrará en una sauna con una temperatura de 100 grados centígrados.

Sucederá, por tanto, que las moléculas de la planta se unirán a la corriente de vapor y se posarán sobre el refrigerante, lugar donde se condensan y se enfrían con el agua.

Lo primero que debes hacer es colocar la planta en una caldera y luego ubicarla encima de una cesta metálica perforada. Posteriormente, se calienta agua, de manera que el vapor pase a través de la cesta.

En este momento se nota cómo de un momento a otro, en la superficie del agua, se produce una capa de aceite esencial. Esto ocurre de esta forma porque el hidrolato, junto con el aceite esencial, son dos componentes que se obtienen por medio de la destilación.

Al principio puede generarse la confusión de ver una sola cosa, es decir, el hidrolato mezclado con el aceite esencial, pero lo cierto es que se trata de sustancias completamente diferentes con propiedades que pueden complementarse.

¿Cuál es el aspecto de los hidrolatos cuando finaliza la destilación?

A diferencia de los aceites esenciales, los hidrolatos, cuando finaliza la destilación, tienen un aspecto lechoso y blanquecino. Luego, cuando transcurre el tiempo, su aspecto se torna mucho más transparente.

¿De qué manera se puede saber si un cosmético contiene hidrolato?

A través de las etiquetas es posible identificar qué tipo de hidrolato se encuentra en el cosmético o, por el contrario, si no contiene ninguno.

Para determinar esto debes fijarte en el producto y corroborar que tenga la Nomenclatura Internacional de Ingredientes Cosméticos, es decir, el INCI.

Los cosméticos deben tener el INCI del hidrolato en latín junto a la palabra hidrosol o en su defecto flowe wáter. De igual forma, si el producto tiene conservantes, también aparecerá en la etiqueta.

Un claro ejemplo de esto sería el hidrolato de rosa damascena. En la etiqueta debe aparecer de la siguiente forma: “INCI Rosa Damascena flower wáter”.

¿Qué productos cosméticos puedo hacer con el proceso de destilación para obtener hidrolato?

La ventaja de un hidrolato es que se puede utilizar para crear diferentes productos cosméticos.

Estos pueden faciales, limpiadores, champús, enjuagues bucales, cremas dentales, cremas corporales, entre otros. Es decir, todo tipo de preparación que incluya una fase acuosa puede integrar un hidrolato.

¿Cómo obtener un hidrolato sin alambique?

Probablemente, no cuentes con un alambique para llevar a cabo el proceso de destilación como ocurre en los laboratorios. Este elemento contiene una caldera que se emplea para calentar la mezcla.

Desde allí se emiten los vapores y se enfrían en el serpentín de la parte superior que contiene agua refrigerada.

Entonces, si no cuenta con el alambique, no te preocupes, también existe un método casero para obtener el hidrolato por medio de la destilación.

En vez de utilizar esta herramienta, vas a usar una olla alta que permita colocar debajo un alzador para poder atrapar la mezcla en un recipiente.

Entre el medio del alzador y la olla estará colocado el recipiente vacío que recogerá el agua.

Alrededor del recipiente que se encuentra adentro de la olla colocarás las plantas aromáticas  y cubrirlas luego con agua que esté destilada, osmotizada o mineralizada.

Luego coloca una tapa boca abajo (usa cualquiera que no tenga espacios o agujeros donde pase el aire). Encima de la tapa se ponen los bloques de hielo.

En este momento, cuando todos los instrumentos estén listos, enciende el fuego, sin llegar a una temperatura tan alta, durante 30 minutos o 40 minutos máximo.

Acá notarás como las gotas de vapor de agua producto de la ebullición se condensan gracias al frío de la tapa que cubre la olla.

En consecuencia, el recipiente colocado dentro de la olla se llenará. Es importante colocar más hielo mientras se vayan derritiendo. Debes observar constantemente el proceso para finalizarlo cuando el recipiente esté completamente lleno.

esencias hidrolato floral

Hidrolatos conservados vs. hidrolatos no conservados

Sin duda, los conservantes son un elemento esencial para conservar el hidrolato y mantenerlo alejado de factores contaminantes.  Si vas a comprar uno es preferible que sea conservado.

De igual forma, si eliges fabricarlo en casa, asegúrate de tener conservantes.

Cuando se obtienen los líquidos en la fabricación, en algunas excepciones, suelen aparecer productos estériles con un pH ácido que no requiere de conservantes añadidos.

Lo relevante, ante todo, es obtener hidrolatos que puedan permanecer y perdurar sin ser alterados o perjudicados por la contaminación. Por ende, el único capaz de asegurar este dato, es el fabricante.

De resto, si el producto no tiene conservantes, la mayor sugerencias es mantenerlo reservado en un lugar frío y usarlo rápidamente, es decir, no extender su uso por un tiempo prolongado.

En cambio, si se trata de hidrolatos con conservantes, se pueden mantener hasta los seis meses.

Mantén conservado el hidrolato utilizando conservantes

Para mantener el hidrolato conservado durante un tiempo considerable es recomendable añadirle un conservante, como por ejemplo, sorbato potásico o benzoato sódico. Añade no más de 0,5% al líquido obtenido.

De igual forma, cada producto florar aromático tiene sus propias indicaciones hechas por los fabricantes. Puedes fijarte en ellas para saber qué tipo de conservantes usar, así como la cantidad exacta.

Prueba el hidrolato de lavanda

La lavanda siempre ha sido un aromatizante delicado al tacto y un gran remedio para las pieles con mucha tensión acumulada. Desde tiempos inmemorables ha existido y se volvió popular por sus propiedades analgésicas que, además de ser un gran calmante, favorecen la cicatrización. En muchas ocasiones, suele ser recomendada para aliviar el estrés y para tratar los nervios.

Prueba el hidrolato de manzanilla

La manzanilla también tiene un efecto positivo sobre la piel. Es un aromatizante para dermis sensibles. En la época de los egipcios se hacía uso de la lavanda para embalsamar a los muertos.

Contiene, además, unas propiedades antiinflamatorias, así como digestivas.

Conoce el hidrolato extraído de la Rosa Damascena

De la Rosa Damascena se pueden obtener los mejores perfumes, famosos sobre todo por ser provenientes de una flor muy reconocida y con cualidades románticas. Es un hidrolato perfecto para pieles aterciopeladas, especialmente la de las mujeres.

Hidrolato de Azahar

Los hidrolatos de Azahar combaten el estrés y el agotamiento mental, también ayudan a conciliar el sueño. Del mismo modo, es recomendable para personas con problemas cardiacos, arritmias y mujeres con trastornos de la menstruación.

En productos cosméticos se utiliza para aportar pureza, luminosidad y serenidad en la piel. Sin duda, uno de los más reconocidos productos extraídos por destilación.

Deja un comentario